martes, 25 de agosto de 2015

El oscuro pasajero

Estoy jodido. Llevo a la espalda la sombra de un perseguidor que no me da tregua. Un caminante envuelto en la oscuridad, que no deja de gritarme al oído consejos bañados en un veneno ponzoñoso. Invade mi vida en cualquier momento y ensombrece mis ideas y sueños día y noche. En los momentos que encuentro mi valor y le planto cara, se refugia en su mundo de sombras, esperando que le vuelva la espalda para resurgir con mas fuerza y continuar con su campaña de destrucción. Le conozco perfectamente. Se como piensa . Y lo se porque el soy yo. Es una parte de mi que a cobrado vida propia y que he ayudado a crecer. Nació un día negro, un día que caí en un agujero en el camino de mi vida. Un día en el que las sombras me envolvieron y le dieron forma. Se convirtió en un hombre, dándome la oportunidad de poder matarlo, porque también tenia el arma que lo destruiría. Pero cada día que pasa, pierdo las balas para ello. El lo sabe, y se ríe de mi torpeza, porque sabe que esta ganando. Pero también sabe que tengo aliados, valientes soldados que me brindan su ayuda para detenerlo. Y en vez de unirme a ellos y acabar con esto, los rechazo, con escusas que salen de mi boca pero nacen en la mente de mi sombra. Y poco a poco, estos rayos de luz se extinguen, cansados de que rechace su auxilio. No les culpo, ellos tienen sus propias guerras que luchar y no pueden estar eternamente a la espera de mi llamada. No me queda mucho tiempo y las fuerzas se me escapan entre las manos como granos de arena. Las agujas del reloj no esperan por nadie, y a cada segundo, su victoria esta mas cerca, y lo sabe. ¿Esta ya todo perdido?. Dicen que la noche es mas oscura justo antes del alba. ¿Encontrare mi sol antes de que las tinieblas se hayan apoderado de todo?. ¿O mi sol ya se ha extinguido para siempre?.